CLAVES DE LA BELLEZA


Hace unas semanas estuve en un congreso de actualización en tratamientos faciales, y me gustaría contaros cuales son las ultimas tendencias en cuanto a tratamientos médico-estéticos.

El objetivo en este campo de la medicina es siempre buscar la belleza, pero ¿Cómo se define el concepto de belleza? Belleza engloba toda aquella cualidad de una persona, animal o cosa capaz de provocar en quien los contempla o los escucha un placer sensorial, intelectual o espiritual.

Siempre se ha relacionado la belleza con las proporciones aúreas y el número phi, presentes en muchas obras de arte como La Mona Lisa. Sin embargo, las tendencias en los últimos años van dirigidas hacia la personalización en cada paciente. Buscamos mejorar la imagen que los demás reciben de nosotros, es decir, las emociones, sentimientos o sensaciones. Los tratamientos actualmente buscan eliminar la cara de tristeza, cansancio…  

De esta forma, identificamos que un rostro bello de mujer no tiene por qué tener siempre las mismas características: los labios gruesos, las cejas altas o los pómulos marcados. Buscamos que transmita determinadas emociones como dulzura, serenidad…. ¿Y eso, cómo lo conseguimos?

De forma general, en un rostro redondo, en el que habitualmente los ojos, la nariz y la boca se perciben muy juntos, debemos intentar estilizar, realzando las zonas de prominencia ósea (mentón, zona lateral de los pómulos) y evitar tratar la zona medial.

En un rostro cuadrado, donde las líneas son angulosas y masculinas, buscamos suavizar las líneas, redondear estructuras sin aportar de volumen. Lo mismo ocurre en un rostro rectangular, que, aunque es un poco más largo que el cuadrado, el objetivo es suavizar las estructuras (en el caso de las mujeres).

El rostro alargado, suele ser una cara ovalada, con frente y mandíbula estrecha, mentón largo y pómulo alto. Son rostros que a priori se dice que envejecen peor, pero suelen ser más fáciles de tratar, simplemente con recuperar pequeñas bolsas de la grasa perdida con los años, mejora el aspecto.



Y todo esto, lo podemos conseguir con tratamientos no invasivos, fundamentalmente con ácido hialurónico. Lo mismo ocurre con algunas características concretas, como el mentón retrognático que, con un tratamiento con ácido hialurónico en esa zona, permite armonizar el rostro.

Muchos pacientes, sobre todo los más jóvenes, traen fotografías de determinados rasgos de personajes famosos, que quieren imitar. Esto solo da lugar a caras sin armonía y poco naturales. Por eso, todo tratamiento debe de comenzar con una valoración exhaustiva, que permita hacer un plan de tratamiento personalizado.

“Beauty is in the eye of the beholder” Marg Hungerford



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué no me lo habré hecho antes?

Elimina la papada sin cirugía