Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2018

¿Por qué no me lo habré hecho antes?

Imagen
Hace unos días vino una paciente a consulta para la revisión tras un tratamiento de botox, tardó tiempo en decidirse a hacérselo, aunque yo se lo había recomendado en varias ocasiones. Mientras comparábamos el resultado con las fotos previas, me comentó: ¿Porqué no me lo habré hecho antes?
Su pregunta me ha hecho reflexionar, ¿Qué es lo que puede hacer que una persona no se haga un tratamiento estético? Dada la retórica pregunta de la paciente creo que la causa fundamental son los prejuicios: miedo a que la técnica resulte dolorosa, a que el resultado no sea el esperado o, sobre todo, a que el cambio sea evidente para los demás.
Efectivamente, no podemos negar que las técnicas pueden resultar molestas. La mayoría de las técnicas consisten en inyectar productos a diferentes niveles de la piel, y, es de esperar, que el pinchancito de la aguja se note. Aunque a este respecto debo explicar que también usamos técnicas para minimizar ese dolor: el frío, la anestesia y, sobre todo, la técnica …