LA ECOGRAFIA EN MEDICINA ESTETICA

Los implantes de relleno, son uno de los tratamientos más frecuentes en medicina estética. Se utilizan para recuperar volúmenes en determinadas zonas de la cara y así conseguir un aspecto más rejuvenecido.

No es infrecuente, que una paciente venga a consulta presentando alguna zona indurada, inflamada y al realizarle una ecografía ver que se debe a la infiltración de un producto no reabsorbible como la silicona.

Diferenciamos, en líneas generales, dos tipos de rellenos: reabsorbibles y no reabsorbibles o permanentes.

Los reabsorbibles, el cuerpo es capaz de eliminarlos en un tiempo más o menos prolongado, como, por ejemplo, el ácido hialurónico. Y los no reabsorbibles, el cuerpo no es capaz de eliminarlos y tienden a permanecer en el tiempo. Por ejemplo, la silicona.

En la mayoría de los casos, los propios pacientes desconocen el producto que se les ha infiltrado (además, las complicaciones de un relleno permanente pueden aparecer años después y el paciente en su momento no tuvo ningún problema y lo suele relacionar con algún tratamiento reciente), pero para el médico es importante conocerlo para decidir si el paciente puede ser tratado o no, con otro producto de relleno.

La ventaja de la ecografía es que es una técnica que se puede realizar de forma inmediata, no es invasiva y permite seguir la evolución en el tiempo.

El diagnóstico no es fácil porque no existe un patrón ecográfico específico para cada implante de relleno. Lo que si nos permite es clasificar las imágenes ecográficas en 3 tipos de patrones:
  • Patrón vacuolar: El implante adquiere una forma redondeada en el tejido, como el ácido hialurónico.
  • Patrón en nevada: Es característico de la silicona. Dicho producto produce una barrera que impide ver las estructuras subyacentes al material de relleno.
  • Patrón heterogéneo o mixto: Las alteraciones que producen estos protocolos son más difíciles de diagnosticar ya que difunden a través del tejido. Esto ocurre, por ejemplo, con materiales como el ácido poliláctico.

En conclusión, el paciente debe conocer las características del producto con el que se le va a tratar, así como el tiempo que tardará en reabsorberse. 

www.clinicadermatologicainternacional.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué no me lo habré hecho antes?