LOS PÁRPADOS: TRATAMIENTOS PARA MEJORAR LA SENSACIÓN DE CANSANCIO


La zona periocular, junto con los labios, es una de las zonas más delicadas de toda la cara. Por sus características anatómicas, suele tener un envejecimiento diferente y prematuro en comparación con el resto, que muchas veces da una sensación de cansancio que no es real. Hoy en día disponemos de un abanico de tratamientos que de forma segura y efectiva nos ayudan a combatir el paso del tiempo.

En cuanto a las características anatómicas de los párpados, la piel es unas 5 veces más fina que la del resto de la cara (mide unas 300-800 micras). Posee menor número de glándulas sebáceas y sudoríparas, es decir, es una piel con tendencia más seca y que pierde fácilmente el manto protector.

Las fibras elásticas son menos densas por lo que se relajan más fácilmente, favoreciendo la flacidez. Además, en esta zona existen unos 22 músculos que están en constante movimiento: son los encargados del parpadeo, la gesticulación de los ojos y también los movimientos de acomodación y enfoque visual. Debido a que los músculos de esa zona son extremadamente finos, no sirven de soporte para el resto de estructuras, y su contracción produce las llamadas “patas de gallo”, de aparición temprana.  Y todo lo anterior añadido al hecho de que es una zona con menor vascularización tanto sanguínea como linfática.

Todas estas características son las causantes de que aparezcan signos de envejecimiento de forma más precoz, como son: arrugas, ojeras, bolsas o flacidez.
Dadas las características especiales de la región periocular, sus tratamientos deben ser también muy específicos. Comentamos a continuación los más eficaces, combinados según el caso concreto, permiten obtener buenos resultados:

  •           Ácido hialurónico: en sus distintas versiones y densidades según cada caso concreto, nos permite mejorar el hundimiento que aparece en ojeras muy marcadas. Además, por las características intrínsecas del ácido hialurónico, ayuda a hidratar la piel en profundidad, mejorando la calidad de la misma y en ocasiones, mejorando la tonalidad oscura tan típica de esta zona.
  •           Toxina botulínica: es el tratamiento estrella en lo que se refiere al tercio superior facial. Nos permite relajar la musculatura y tratar las arrugas de expresión, no solo de la zona de “patas de gallo”, sino también del entrecejo y la frente, creando una actitud mucho más relajada y descansada.
  •           Láseres: en el caso de que tengamos machas de sol, pequeñas “venitas”…  podemos eliminarlas con la combinación de distintos tipos de láser o fuentes de luz, desde el IPL pasando por el láser Q-swith o el láser vascular.
  •           Ultherapy: es un tratamiento de ultrasonidos focalizados (podéis leer más información en otros post anteriores) que habitualmente nos ayuda a tratar la flacidez de línea mandibular y cuello. Este tratamiento puede ayudar en algunos pacientes con pequeñas bolsas de predominio graso en el párpado inferior.
  •           Blefaroplastia quirúrgica: es la cirugía de párpados. Se trata de un procedimiento que se realiza de forma ambulatoria, que nos permite eliminar de forma definitiva las bolsas tanto de párpado superior como inferior. Es una cirugía muy sencilla, sin cicatrices y con una reincorporación a la vida habitual muy rápida.

Con la combinación prudente de estos tratamientos y adaptada a cada paciente, podemos ayudar al rejuvenecimiento de los párpados y la zona periocular, mantener la vitalidad y eliminar la sensación de cansancio.


www.clinicadermatologicainternacional.com

Comentarios

Entradas populares de este blog