COOLSCULPTING: EFICACIA CONTRA LA GRASA LOCALIZADA


Ya han pasado unos meses después del verano y muchos seguimos sin conseguir quitarnos ese acúmulo de grasa que tanto nos preocupa ¿Mi única alternativa es el quirófano? NO, ahora tenemos disponible un método eficaz, indoloro y sin cirugía: Coolsculpting, que permite eliminar la grasa acumulada mediante frío.

Hace unos años, reconocidos científicos de la Universidad de Harvard (Hospital General de Massachussets, Boston), desarrollaron un método que permitía eliminar acúmulos de grasa localizada mediante la aplicación de frío, sin cirugía, sin efectos secundarios y de forma definitiva. Las células grasas son más sensibles a los efectos del enfriamiento que otros tejidos adyacentes, y por tanto pueden ser eliminadas mediante frío sin dañar los tejidos adyacentes. Las células de grasa entran en una secuencia de muerte natural programada (apoptótica) y el cuerpo las va eliminando gradualmente como parte de su proceso metabólico normal (fagocitosis). 

Desde su lanzamiento hace varios año, numerosos ensayos clínicos en Europa y EEUU han confirmado sus buenos resultados y su eficacia. De hecho, CoolSculpting es el único tratamiento no quirúrgico de reducción de grasa que ha sido autorizado por la FDA (Food and Drug Administration) y obtuvo marcado CE.

Coolsculpting nos permite moldear el contorno corporal, tratando varias zonas (abdomen, flancos, espalda, cara interna del muslo, brazos…), incluso en una misma sesión. El procedimiento es totalmente indoloro, ya que el frío permite una anestesia local, dura entre 1-2 horas según la zona a tratar, y se recomienda un mínimo de 2 sesiones. Los resultados son visibles desde la primera semana, pero el resultado definitivo se obtiene a partir de 1-4 meses después de la última sesión.

Además de ser efectivo para la grasa corporal, también está indicado para el tratamiento de la grasa submentoniana o papada, zona en la cual se puede combinar con Belkyra, optimizando los resultados. Si no hay cambios de peso importantes, se ha demostrado que el resultado se mantiene hasta 9 años. Coolsculpting es totalmente seguro, no se han descrito efectos adversos y permite reincorporarse a la vida diaria inmediatamente después e incluso practicar deporte al día siguiente.

En resumen, Coolsculpting es una técnica eficaz, segura, indolora, cómoda y con un alto grado de satisfacción en nuestros pacientes, que permite eliminar la grasa localizada.

Os invito a ver un vídeo en el que se explica el procedimiento de Coolsculpting. VER VIDEO.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué no me lo habré hecho antes?

Más de falsos mitos de la dermatología estética