TIPOS DE CELULITIS


Podemos diferenciar cuatro tipos de celulitis, lo que nos llevará a manejos diferentes de la misma: 

1. Celulitis blanda. Es la celulitis más común de todas. Se asocia a hipotonía muscular y flacidez. Típica de mujeres inactivas o que se han sometido a frecuentes y drásticas dietas de adelgazamiento. Se localiza en muslos, glúteos, abdomen, espalda y brazos y no es dolorosa. Pueden coexistir alteraciones vasculares como telangiectasias o varices

2. Celulitis dura o compacta. Su aspecto cutáneo es compacto y firme, piel de naranja granulosa difícil de pellizcar y dolorosa a la palpación. Se suele localizar en la cara externa de los muslos y la cara interna de las rodillas. Es típica de mujeres jóvenes con actividad física regular y complexión robusta. Se asocia frecuentemente con estrías. 

3. Celulitis edematosa. Se manifiesta por aumento de volumen en las extremidades inferiores, presentando aspecto hinchado. La piel es fría y hay sensación de pesadez. Frecuente en mujeres jóvenes con otros síntomas vasculares asociados. Es la menos frecuente y la más severa. Sin embargo, los resultados tras los tratamientos son mejores si son constantes. Afecta a muslos, rodillas y pantorrillas. Es dolorosa. Las piernas retienen líquidos y adoptan aspecto de columnas. 

4. Lipodistrofia. Son depósitos grasos en zonas específicas, sobre todo trocantéreas, cara interna de rodillas, externa de muslos, independientemente de la obesidad. No sufren alteraciones en su superficie cutánea, no presentan piel de naranja. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué no me lo habré hecho antes?

Más de falsos mitos de la dermatología estética